20 d’abril de 2015

18A JORNADA MUNDIAL CONTRA EL TTIP

En más de 50 ciudades de España, este sábado 18 de abril, día mundial de Acción contra los Tratados de Comercio e Inversión, miles de ciudadanos mostraron su repulsa a estos tratados porque pretenden garantizar los beneficios de las grandes multinacionales por encima de los derechos de las personas y la sostenibilidad del planeta.
El Caballo de Troika, empujado por las organizaciones que componen la campaña “NO al TTIP de les Comarques de Castelló”, estuvo a mediodía en la plaza Mayor de Castelló de la Plana y por la tarde, se manifestó por las calles de Valencia, para llamar la atención a la ciudadanía de cómo estos tratados pueden vulnerar los derechos humanos, y exigir la inmediata paralización de sus negociaciones, en tanto no se permita la participación democrática de la ciudadanía en las mismas, bajo los principios de igualdad, justicia y equidad.
En el nombre de la campaña aparecen las siglas, “TTIP”, que corresponde a uno de los tratados que negocian miembros no electos de la Comisión Europea (UE) con representantes de los Estados Unidos de América (EEUU), asesorados por las grandes multinacionales, y cuyo objetivo es: armonizar normas y reglamentos en las dos áreas e implantar mecanismos para la resolución de conflictos entre inversores y estados (ISDS), a través de órganos arbitrales de mediación que actuando al margen de los sistemas judiciales nacionales y europeos, bajo el prisma del derecho mercantil internacional, única y exclusivamente, acabarán expoliando los bolsillos de los ciudadanos, como ya ha ocurrido en el caso del Castor.
La armonización regulatoria no es otra cosa que la eliminación de muchas normas europeas, entre ellas las que regulan: el etiquetado de alimentos, limitan el uso de transgénicos, impiden el uso de sustancias peligrosas en el engorde del ganado o en los cultivos agrícolas, o los plazos de vigencia de las patentes. También se pretende reducir la protección de datos y la desregulación en la normativa laboral y financiera. Estas normas que se pretenden burlar son tildadas de barreras no arancelarias, cuando no son otra cosa que normas de protección de los derechos de los ciudadanos, de la salud y del medio ambiente. 

 
Ahora bien, el TTIP es una amenaza permanente, ya que una vez haya sido acordado y ratificado, las grandes multinacionales podrán a través del órgano de Cooperación Reguladora, impedir cualquier cambio normativo que Ayuntamientos, Comunidades o Parlamentos de los estados miembros pretendan adoptar para garantizar los derechos ciudadanos y la sostenibilidad del planeta. Por eso se dice que es un tratado “vivo”: las barreras que no derrumbe ahora serán abatidas más adelante.


Pero el TTIP, siendo uno de los principales tratados, no es el único. Durante el pasado mes de septiembre fue aprobado el CETA (Acuerdo Global de Comercio Canadá - Europa) muy similar al TTIP, cuya negociación con Canadá ha terminado, aunque esta pendiente de ratificación por el Consejo, el Parlamento Europeo y los parlamentos de los estados miembros ( así como el Parlamento de Canadá y los de sus provincias).
Asimismo, se esta negociando el TiSA (Acuerdo sobre Comercio y Servicios) entre 50 países aproximadamente, y bajo el amparo de la OMC que pretende desregular los servicios públicos en un proceso de privatización irreversible de los mismos. Además, la Unión Europea está negociando un tratado con algunos países de África, Caribe y Pacífico.
Teniendo presente la experiencia del NAFTA (Tratado de Libre Comercio e Inversión entre EEUU, Canadá y México) en vigor desde 1994, se puede afirmar que estos acuerdos no garantizan el empleo ni el desarrollo sostenible.
Mañana, cuando retomen las negociaciones del TTIP los funcionarios de la Comisión Europea y los representante de los EEUU no pueden ignorar que miles de personas manifestaron su oposición a este tipo de tratados en el País Valenciano, reclamando el respeto a la democracia, a los derechos humanos y al medio ambiente.
POSTS EN NUESTRO BLOC SOBRE EL TTIP :

ATTAC, asociación sin ánimo de lucro, denuncia que el pasado 5 de noviembre fue publicada en el BOE la Ley 21/2014, de 4 de noviembre, por la que se modifica el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, y la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, en virtud de la cual la reproducción total o parcial, así como la descarga del material de esta página es susceptible de ser gravado por un canon a cobrar por CEDRO, en contra de nuestra voluntad, y por tanto solicitamos su inmediata derogación.