2 d’octubre de 2014

Se acerca otra recesión… antes de lo que piensas


por Philip Pilkington *                                                                             ENGLISH    Flag of the United Kingdom.svg   

El consenso actual entre los políticos y comentaristas estadounidenses, incluyendo a la president a de la Reserva Federal Janet Yellen, es que la recuperación económica de Estados Unidos está en marcha. Un estudio reciente de la Reserva Federal de Estados Unidos ha mostrado un sólido crecimiento de la economía estadounidense, lo que llevó a algunos economistas a manifestar su inquietud por una recuperación demasiado rápida y los riesgos resultantes de inflación

Pero no todo el mundo está de acuerdo con esta evaluación. Una firma en particular, el Jerome Levy Forecasting Center, una consultora económica con sede en Nueva York, advirtió que la economía mundial podría sumergirse en otra recesión en 2015 que podría llevarse a la economía de Estados Unidos por delante. Es difícil no tomar esta previsión en serio. Los economistas de Levy, que utilizan el modelo de previsión dePerspectiva de Beneficios desarrollado por Jerome Levy en 1908, han predicho con precisión cada evento financiero importante en las últimas décadas, incluyendo la crisis financiera de 2008, que muchos economistas ortodoxos dijeron que era imprevisible

El Centro Levy afirma que los políticos y comentaristas no están prestando atención a una tendencia clave en la economía mundial: la caída de los gastos de inversión en las economías de mercado emergentes. El siguiente cuadro del Centro de Levy muestra los gastos de inversión agregados de los mercados emergentes.

FORMACIÓN DE CAPITAL BRUTA EN LOS MERCADOS EMERGENTES:



El conjunto de las economías emergentes se compone de 18 países: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, República Checa, Hungría, India, Indonesia, Malasia, México, Perú, Filipinas, Polonia, Rumania, Rusia, Sudáfrica, Tailandia y Turquía. Como se muestra en el gráfico, el gasto de inversión, un motor clave de la actividad económica, ha ido disminuyendo en estos países durante más de dos años. Algunos analistas parecen asumir que esta desaceleración del gasto de inversión se debe a la debilidad del crecimiento en los países desarrollados. Dan a entender que las exportaciones y la inversión en los países en desarrollo tienden a aumentar cuando se acelera el crecimiento en los países desarrollados.

Los economistas de Levy, sin embargo, dicen que este análisis está equivocado. Sostienen que las economías de mercado emergentes se han hecho demasiado grandes para seguir dependiendo de sus exportaciones a las economías desarrolladas. Además, la participación de las exportaciones de las economías emergentes hacia las economías desarrolladas se ha estancado después de muchos años de crecimiento. El principal motor de las economías de mercado emergentes han sido las grandes sumas invertidas en capital fijo, es decir, en edificios, fábricas y máquinas. Los economistas de Levy señalan que esto ha creado un enorme problema de exceso de capacidad, lo que significa que estas economías ya no tienen dónde colocar sus productos. A medida que esta tendencia se haga evidente, las empresas en las economías de mercado emergentes terminarán por reducir el gasto de inversión, lo que conducirá a la recesión.

¿Cómo encaja esto con la visión optimista de los políticos y comentaristas estadounidenses? El Centro Levy ha estado pronosticando que la economía de Estados Unidos crecerá a niveles razonables a través de la segunda mitad de 2014, pero los problemas estructurales de las economías de mercado emergentes van a cambiar este cálculo a partir de 2015.

"El peor escenario razonablemente probable implica una abrupta disminución beneficios que desencadenará una recesión a principios de 2015", escribió el grupo en su boletín de julio. "El mejor escenario razonablemente probable es un modesto aumento de las ganancias a partir del cuarto trimestre y continuando hasta mediados de 2015, antes que los beneficios empiecen a caer."

Los investigadores fijaron la probabilidad de una recesión en Estados Unidos en 2015 debido a una desaceleración de las economías en desarrollo en un 65 por ciento. Si no el año que viene, dicen, la recesión se producirá en los próximos años.

Una decisión del Partido Comunista de China de aumentar la inversión para contrarrestar una desaceleración económica podría evitar una recesión en las economías en desarrollo que podría propagarse al resto del mundo. Los economistas de Levy apuntan a un 50 por ciento de incremento anual en el número de proyectos aprobados por la administración central de planificación de China. Este aumento en los gastos de inversión puede dar lugar a mayores importaciones chinas de mercancías de las otras economías emergentes, evitando su ralentización. Pero el Centro Levy también señala problemas de exceso de capacidad masiva de China, especialmente en materia de vivienda, y que este sector podría colapsar, por lo que incluso si China lograra retrasar la recesión en las economías emergentes, no podría evitar un ulterior desplome general.

Los políticos estadounidenses parecen no reconocer estos problemas. El mes pasado Yellen sugirió que la economía estadounidense podría estar expandiéndose demasiado rápido debido a la "deflación salarial reprimida." Su argumento se hace eco de las conclusiones publicadas por el Banco de la Reserva Federal de San Francisco, en un artículo académico en enero. La Fed afirma que los salarios no se redujeron lo suficiente durante la recesión y, por lo tanto, el lento crecimiento actual de los salarios no es un signo de la debilidad de la recuperación. En cambio, el lento crecimiento salarial lo que refleja es la falta de aumentos salariales para los empleados, debida a que los salarios no cayeron lo suficiente durante la recesión. Esta afirmación fue refutada rápidamente por los economistas de Goldman Sachs utilizando una medición empírica muy simple que mostraba que los sectores con reducción de salarios por debajo del promedio durante la recesión ahora están registrando una aceleración de salarios por encima del promedio.

Al final, el debate pone de relieve el fracaso en captar las interacciones económicas complejas del mundo real, tanto de políticos como de comentaristas de los EEUU. Éstos han vuelto a ser hipnotizados por sus modelos abstractos excesivamente simplistas, que ya fracasaron en 2008. Todo esto deriva en una discusión bastante estrafalaria sobre lo que constituye un crecimiento salarial lento. Mientras tanto, una tormenta que podría arrojar al mundo en la recesión parece estar cobrando fuerza en las economías de mercado emergentes. Tal vez sea hora de escuchar y colaborar con los economistas que vieron avecinarse la última crisis. Si siguen estas tendencias de auto-refuerzo dentro de la profesión, parece poco probable que podamos enfrentarnos con eficacia a futuros problemas económicos.

Traducción: David Hervás.

Publicación autorizada por el titular del copyright: © 2014 Al Jazeera America, LLC.

* Philip Pilkington es un economista irlandés, miembro del Political Economy Research Group en la Kingston University de Londres. Es autor del blog Fixing the Economists y comentarista en The Guardian y en Aljazeera America.




ATTAC Castelló no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.