16 de desembre de 2013

VÍDEO: EL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES: UN PROBLEMA POLÍTICO, NO ECONÓMICO



El Sistema Público de Pensiones en España se puede sostener:

1- Aumentando la tasa de actividad, por ejemplo, mediante la incorporación al mercado laboral de las mujeres que, como se ve en el cuadro siguiente, en los últimos años ha ido descendiendo.
.

Y aumentando la tasa de ocupación de la mano de obra migrante, y la de los jóvenes, cada vez más preparados, incluso, como dice el profesor Amat Sánchez, excesivamente preparados.
.
De esta manera, al aumentar la población activa y la tasa de actividad (de ocupación), aumentarían las rentas del trabajo y por tanto, las cotizaciones a la Seguridad Social.
.
2- Creando riqueza y empleo. Es decir, invirtiendo en la economía productiva y en su modernización.
.

La capacidad de creación de riqueza del país y la productividad de la fuerza de trabajo es lo que permite mantener el sistema de pensiones
.

Entendiendo por productividad la cantidad de bienes y servicios que el trabajador produce cada año, ésta siempre aumenta. Si bien es cierto que la productividad española siempre esta por debajo de la de nuestros vecinos europeos, y aunque en un año esta diferencia es mínima, al acumularlas para analizar períodos de tiempo más largos la diferencia es importante. Evidentemente, esto tiene que ver con el sistema productivo español caracterizado por la baja inversión, sobre todo en innovación (I+D), debido a la no reinversión del beneficio en el sistema productivo.
.
En realidad, el principal problema está en las diferencias existentes en el reparto de la riqueza entre las rentas del trabajo y las del capital. Precisamente, la distribución de la riqueza a favor de las rentas del capital y a costa de las rentas del trabajo ha provocado la disminución de los ingresos en la Seguridad Social, ya que al disminuir las rentas del trabajo disminuyen las cotizaciones a la Seguridad Social (porcentaje que se aplica sobre las rentas obtenidas del trabajo).
.
Entonces, no sólo es importante el número de personas que trabajan y cotizan a la Seguridad Social, sino también lo es la cantidad que se cotiza; es decir, a salarios más altos mayores cotizaciones.

3- Dedicando un porcentaje mayor de su PIB a las pensiones.

España no sólo es uno de los países de la UE, que dedica menos porcentaje del PIB a pensiones, sino que además, ese porcentaje no ha hecho más que reducirse en los últimos quince años. 

La Dirección General de Asuntos Económicos y Financieros de la Comisión Europea ha obtenido la posible evolución de los sistemas públicos de pensiones, en varios países de la eurozona, a partir de la situación actual y con las reformas en marcha.  
.

Y como se puede apreciar en el cuadro anterior la pretendida reforma no consigue mejorar la situación.
.


4- Financiándose directamente del Estado. 
 
Transfiriendo recursos directamente a la Seguridad Social, de manera que las pensiones no se financien exclusivamente de las cotizaciones sociales, sino también mediante impuesto como, por ejemplo, las pensiones de viudedad.
.
La separación contable actual define un sistema cerrado, no redistributivo, ya que debe autofinanciarse exclusivamente con las cotizaciones impuestas sobre las rentas del trabajo, dificultando así cualquier mejora y propiciando el déficit del sistema.
.
Esta situación favorece la contratación de fondos de pensiones privados que benefician a las entidades financieras que controlan las gestoras de los fondos. Entidades financieras que hemos de recordar han sido beneficiarias de una enorme transferencia de dinero público,  rescate tras rescate, desde que empezó la actual crisis.
.
5- Combatiendo la economía sumergida y el fraude fiscal.
.
Mediante unos impuestos mas justos y suficientes que protejan las rentas del trabajo, frente a las de capital.

Sandra Soutto.  Economista