30 de juliol de 2013

las personas con desempleo




Mercado de trabajo Financiarizado y su lenguaje cómplice



Rober Gonpane — ATTAC Madrid

La grave situación que atraviesa el empleo en España, no debemos olvidar que tiene dos aspectos que no se deben descuidar. Por un lado las intolerables cifras de paro que amenazan con colapsar por completo la economía del país. Y por otro lado y como consecuencia de los altos índices de desempleo, la precarización del mercado laboral que se ha acentuado muchísimo desde la última reforma laboral del Gobierno, que además no será la última pues no debemos olvidar que el objetivo último de los Neoliberales es conseguir la total flexibilidad del mercado laboral, es decir, despido libre y gratuito.
,
Al convertir la creación de empleo en el objetivo primordial de la política económica y de empleo, se fomenta indirectamente la precarización del mercado laboral y los trabajadores y trabajadoras se ven forzados en una situación como la actual a aceptar condiciones laborales insoportables. La calidad del empleo que se crea está haciendo retroceder de forma muy grave los derechos laborales en todos los aspectos: alargamiento de las jornadas laborales, fraccionamiento de los contratos y de las jornadas semanales, reducción de salarios, disminución de las condiciones de seguridad, igualdad en sexos, trabajo ilegal sin contrato y un largo etcétera.

Este interesante artículo (1) es recomendable para todo aquel que todavía tenga dudas de que esto no es una crisis más del sistema capitalista, sino una Guerra de clases o entre modelos sociales y antagónicos:
  • “modelo social europeo” basado (aunque con enormes injusticias e imperfecciones) en valores de la Ilustración como la solidaridad, la igualdad y los derechos ciudadanos;
  • “modelos liberal y neoliberal” que obviando sus profundas diferencias (como por ejemplo sobre los Bancos Centrales y la creación del dinero) dejan a la iniciativa privada la responsabilidad de hacer funcionar el mundo, dejando que “la mano invisible” del mercado regule la economía. (2)
Pero aparte de empobrecer a la mayoría y conseguir que la clase dominante acumule enormes riquezas que ni en 1000 vidas podrían disfrutar ¿que consecuencias puede tener esta Guerra de clases para que les interese tanto?
,
La respuesta es tan repugnante como simple; se pretende esclavizar a la clase trabajadora y ponerla ‘voluntariamente’ al servicio de la élite dominante y para que este proceso sea aceptado por una población mundial desinformada, confundida y adormecida por el consumo, es necesario:
  • haber convertido a una buena parte en ‘consumidores’ más que ciudadanos;
  • hacer un buen uso del lenguaje que ayude a aceptar las cadenas de buen grado.
El mal uso del lenguaje que lleva haciéndose en la última década respecto de aspectos muy sensibles del Empleo es cada vez más sangrante. No es cuestión de meternos en cuestiones semánticas, pero sí debemos aclarar que ciertas palabras y expresiones habituales en cualquier texto relacionado con la Economía y el Empleo, se han adulterado en su significado último y pueden ya resultar hasta ofensivas a amplios sectores de la población que se merecen esta explicación.
,
Emprendimiento y autoempleo se usan constantemente como algo positivo cuando generalmente son la vía para convertir a trabajadores por cuenta ajena (asalariados con un contrato laboral) en autónomos que con demasiada frecuencia dependen de una sola empresa (habitualmente la misma que les “invitó” a hacer el cambio). Con esto no quiero decir que el emprendimiento y el autoempleo sean malos, en absoluto; pero sí quiero dejar claro que no podemos aceptar un lenguaje hipócrita que puede resultar engañoso.
,
Por poner un ejemplo, este proceso consiguió que desde la última década del siglo XX, poco a poco las grandes compañías de transporte por carretera, fueran quedándose sin camiones ni conductores. Sus trabajadores tuvieron que comprarse con un crédito o un leasing su camión convirtiéndose así en “emprendedores” propietarios de su propio negocio; pero para hacer exactamente lo mismo que hacían cuando trabajaban para la compañía de transporte, eso sí, siendo propietarios de su camión y teniendo que trabajar más hora por menos dinero, bajo la presión de las deudas contraídas.
,
Esta es quizá la perversión más sangrante porque inocentes palabras se muestran así aliadas de la ideología neoliberal que a toda costa quiere sustituir las relaciones laborales tradicionales por “innovadoras fórmulas flexibles de empleo” o directamente por relaciones mercantiles.  Las palabras sirven para expresar conceptos de la vida real y si en la práctica estos conceptos cambian de significado, es necesario advertir de las malas interpretaciones que se podrían hacer de esas inocentes palabras.
,
Podríamos citar muchas otras expresiones de uso muy frecuente y que también están generalmente al servicio del discurso neoliberal:     internacionalización  (como si todas las empresas tuvieran que exportar cuando la inmensa mayoría no es ni lógico ni rentable que lo intente);  competitividad (que generalmente implica bajada de salarios y aumento de las horas trabajadas o su distribución más amplia en la semana aumentando las jornadas efectivas);  conciliación de la vida laboral y familiar (cuando la realidad del mundo laboral va justo en dirección opuesta);  movilidad funcional y geográfica (una herramienta más de presión sobre los trabajadores);  Investigación, Desarrollo e Innovación (la famosa I+D+I que aunque es muy importante, no es la solución a todos los problemas de competitividad y empleo);  viveros de empresas (como si se pudieran cultivar las empresas al igual que los tomates a base de fertilizantes); etc

Por último como no hacer referencia a la “burbuja” de horas de prácticas en empresas que es ha generado desde que se aplica el plan Bolonia en estudios superiores y con las últimas reformas en los programas educativos de formación profesional. Sin duda la formación práctica es fundamental para un alumno, pero sin el control adecuado se convierte en una forma de sustituir puestos de trabajo por alumnos en prácticas ‘gratuitos’.
,
Como con los contratos en prácticas de aprendizaje y las becas, cabía la posibilidad de que el contratador tuviera remordimientos de conciencia por pagar poco; lo han solucionado quitando toda asignación y convirtiéndolo en una asignatura a pagar más. Así cada año salen al mercado laboral millones y millones de horas de trabajo (1) gratuitas por las que los ‘agraciados/as’ pagan por trabajar mientras aprenden con la única recompensa de la nota que les de el tutor asignado por la empresa. Y todo esto lo dice un tutor de empresa, que se toma en serio que sus alumnos en prácticas vienen a aprender ayudando y no haciendo lo que nadie quiere hacer sin que les aporte nada y ‘amortizando’ un puesto de trabajo remunerado.
,
Todo este lenguaje es pues una trampa capitalista para Financiarizar el Mercado de trabajo y convertir al ser humano en un activo más, por supuesto de valor variable sometido al mercado y la especulación y a poder ser, con un valor residual casi nulo… como comprobaremos en breve con la reforma de las pensiones.
,
,
Notas

(1) Recomiendo ver más abajo las tablas del INE, referentes a las horas trabajadas en España y la Renta Nacional. Estamos hablando (con datos de 2011) de más de 31.274 millones de horas totales y 26.519 millones de horas asalariadas. La remuneración de los asalariados ascendía a 508.485 millones de euros mientras que el excedente de explotación bruto era de 464.198 millones de euros. En el artículo que recomendaba al comienzo se indicaba que gracias a la depreciación de los salarios, esta diferencia ya no existe y siguen perdiendo importancia las rentas del trabajo.

(2) Claro que tod@s sabemos que esta “mano” no es invisible y mucho menos imparcial; es la mano de la gran banca y las grandes empresas transnacionales que han forzado una Globalización Comercial y Financiera Injusta e Insostenible pero muy rentable para la élite dominante que Susan George denomina “la clase de Davos” y que es la que está ganando esta Guerra de clases que han planificado concienzudamente durante los treinta o cuarenta años de revolución neoliberal.
Publicado en www.noeslomismo.org

ATTAC Castelló no se identifica necesariamente con los contenidos publicados, excepto cuando son firmados por la propia organización.