8 de juliol de 2013

Badalona, primera ciudad española en declarar ilegítima parte de su deuda

El pleno municipal de Badalona, la tercera ciudad catalana en número de habitantes, ha aprobado una moción por la cual declara ilegítima parte de la deuda del ayuntamiento. En concreto, los intereses contraídos con varias entidades financieras por el capital prestado en el marco del Plan de Pago de Proveedores 2012, un total de 31.036.946 euros, por el cual se aplicaron unos intereses del 5,54%, mientras que las entidades obtuvieron el dinero a intereses inferiores al 1%.

La moción fue presentada por el grupo municipal de ICV-EUiA a instancias del Grupo Auditoría Ciudadana de la Deuda Badalona, perteneciente a la plataforma vinculada al 15M Badalona Indignada y a la Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda (PACD). La moción salió adelante con los votos favorables de ICV-EUiA, PSC y CiU, y con la abstención del PP, que ostenta la alcaldía. Con este paso, el ayuntamiento de Badalona se convierte en la primera institución del Estado en declarar ilegítima parte de su deuda, e insta a dar los pasos necesarios para conseguir la nulidad de esta deuda ilegítima.
Los intereses declarados ilegítimos corresponden a los préstamos contraídos con Caixabank, Catalunyabanc, Bankia, Banc de Sabadell, CAM, Banco Santander, Banesto, Banco Popular, Bankinter, Caja España, Cajamar y el BBVA. También se han denunciado los créditos ICO que, según reflejan los promotores de la moción, en Badalona ascendieron a 46.232.425 euros, y por los cuales las entidades financieras han recibido un beneficio superior a los 2 millones de euros anuales.
El Grupo Auditoría Ciudadana de la Deuda Badalona intervino en el pleno para denunciar “la perversión del mecanismo de la deuda y señalar la estafa que supone una deuda ilegítima adquirida de espaldas a la ciudadanía”. Recuerdan los miembros de la plataforma ciudadana que “cuando un país necesita fondos, el Banco Central Europeo deja dinero a los bancos al 1% de interés, y éstos utilizan el dinero para comprar deuda del país de turno a unos intereses más elevados, del 5% al 14%”.
“Un sistema de financiación perverso”
“Con este sencillo sistema –sostuvo el grupo en el pleno- los bancos obtienen una enorme rentabilidad a base de especular con la prima de riesgo y de rebote perjudicar a la ciudadanía”. Este mecanismo se repite también con los préstamos ICO, en los cuales las entidades financieras prestan dinero a los ayuntamientos a un interés variable superior al 5%, cuando han obtenido este capital al 1% de interés. “Este sistema de financiación es perverso, injusto, y facilita la dictadura financiera”, concluyen.
La PACD promueve la transparencia en las administraciones y ya ha logrado que varios municipios, como el de Sant Joan Despí (Barcelona) hagan públicas por primera vez las cuentas municipales. Además, defienden que se promueva una auditoria ciudadana de la deuda para determinar qué parte de la deuda contraída por las administraciones es legítima y cuál no, con el fin de anular aquella parte que sea considerada ilegítima.