11 d’abril de 2013

Los siete principios de ATTAC

Para liberar nuestras sociedades de la dominación de los mercados financieros y coordinar políticas progresistas económicas, monetarias, sociales y ecológicas, debemos perseguir los siguientes siete principios:

1. Sacar las finanzas públicas de los mercados financieros: que se permita la financiación pública democrática, a través de un banco central controlado democráticamente y que preste directamente a los gobiernos.

2. Escapar de la trampa de la deuda: terminar con las políticas de austeridad y establecer auditorias que lleven a la cancelación de la deuda. Los actores financieros y bancos necesitan hacerse responsables de sus propias pérdidas.

3. Dar a las finanzas estatales una base sostenible: un incremento coordinado en los impuestos sobre la riqueza y los beneficios de las corporaciones para promover la cooperación fiscal con el objetivo de acabar con el dumping fiscal. Acabar con la evasión fiscal e imponer un embargo financiero sobre los paraísos fiscales.


4. Desarmar los mercados financieros y poner al sector bancario bajo control público: prohibir los mecanismos de especulación dañina (por ejemplo: el comercio de alta frecuencia, la venta al descubierto (naked short selling), la especulación de intercambios derivados y con contratos derivados OTC (over-the-counter derivate contracts), imponer un impuesto sobre las transacciones financieras de un 0.1%, regular los bancos estrictamente (ejemplo, separar la banca minorista de la banca especuladora, desmantelar los bancos que son “demasiado grandes” para caer).

5. Permitir la financiación democrática y pública de la economía: construir un sector bancario público y cooperativo bajo control democrático, que asegure la financiación de las necesidades sociales y económicas, que garantice los derechos sociales y la transición ecológica necesaria. Las políticas comerciales deberían ser revisadas para que se adhieran a estos objetivos, en cooperación con los países en desarrollo.

6. Europa para las personas, no para los beneficios: Promover una serie coordinada de políticas económicas y sociales progresivas, y restaurar y expandir los servicios públicos controlados democráticamente, reducir desequilibrios, promover la igualdad de género y expandir los derechos básicos económicos y sociales (salud, educación, vivienda, movilidad, alimento, acceso a agua y energía, información, cultura, bienestar social, etc. ) y asegurar que se cumplen a través de una red de servicios públicos.

7. Democracia Real ahora: Promover el proceso que nos lleve a la toma de decisiones democrática en todos los niveles, apoyar y promover un debate público, transparente y responsable sobre el futuro de Europa y las alternativas a las políticas de la UE.